Natación para bebés: pros y contras

natacion bebe

Gracias a la gran adaptabilidad que tienen los bebés, estos pueden valerse bastante bien en cualquier entorno en que se encuentren. Después de los 6 meses son capaces de agarrar, gatear, ponerse de pie y hay algunos que incluso dan sus primeros pasos.

Muchos especialistas abogan por que los padres permitan a sus bebés vivir esta experiencia. Otros dicen que se corren muchos riesgos. Por eso hoy te estaremos comentando sobre las ventajas y desventajas que esta práctica tiene en los bebés.

 

Ventajas y desventajas de la natación en bebés

Como primer factor a favor está que fortalece el sistema cardiorrespiratorio. Al ejercitar sus músculos y articulaciones aumenta la oxigenación y la circulación sanguínea, por lo que este sistema aprenderá a trabajar más eficientemente. Permite un desarrollo psicomotor más completo.

El juego es muy importante en el desarrollo del bebé. Es por esto que la natación como juego ayudará a su más completo desarrollo.

A la hora de dormir el bebé descansará mucho mejor. Esto es gracias a la relajación que proporciona el contacto con el agua.

Si tu bebé presenta problemas musculares o en la espalda este ejercicio lo ayudará a superarlos.

Por otro lado se han señalado algunas desventajas de su práctica.

Una de estas es la posible aparición de conjuntivitis producida por el cloro de la piscina. Esto no es alarmante en sí: solo debemos mantener la vigilancia y si vemos enrojecimiento de los ojos sacarlo del agua y dejar que el enrojecimiento desaparezca.

Pudieran sufrir de hiperhidratación. Esto está dado a la posibilidad de tragar agua mientras estén sumergidos. Para evitarlo no lo coloques en lugares muy profundos para su estatura y mantenle bajo observación. Así evitas que trague agua.

La aparición de diarreas u hongos pudiera ser también una causa de problemas. Para evitar esto solo deja que disfrute de piscinas que estén en perfectas condiciones de higiene.

Deja un comentario